IDDE Task Force

El IDDE Task Force y las descargas ilícitas

En el 2014, el Programa del Estuario de la Bahía de San Juan creó y constituyó un grupo multi-sectorial para identificar y corregir las descargas de aguas usadas sin tratar y otras fuentes de contaminación. Este grupo fue bautizado con el nombre del Illegal Discharges Detection & Elimination Task Force (IDDE Task Force).

El grupo cuenta con la participación de agencias estatales y federales como la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados, la Junta de Calidad Ambiental, el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales y la Agencia de Protección Ambiental de los EEUU. Con él colaboran también los ocho municipios ubicados dentro de la cuenca hidrográfica del Estuario, así como representantes de las comunidades y la academia.

El IDDE Task Force se reúne al menos cuatros veces al año, sujeto a los casos reportados. En esas reuniones se presentan y discuten los casos, con el propósito de desarrollar un plan de acción dirigido a corregir dichas descargas. En ocasiones se invitan entidades y consultores externos para compartir información, intercambiar ideas y tecnología y proponer nuevas estrategias. Una de las actividades principales del grupo es la coordinación de visitas de campo a lugares e instalaciones donde se identifiquen descargas ilegales.

Aunque el grupo cuenta con la presencia de agencias y entidades reguladoras, la dinámica es una voluntaria, de buena fe y amistosa. Esto permite que los problemas se corrijan de manera proactiva y en total colaboración. El IDDE Task Force ha sido reseñado en la prensa y reconocido por la Agencia de Protección Ambiental de los EE. UU. como un modelo a emular para detectar y corregir descargas ilegales en otras cuencas.

Complementario al IDDE Task Force, hay un proyecto bajo contrato en el que participa la Estación Experimental Agrícola de la Universidad de Puerto Rico. Este proyecto consiste en la identificación y caracterización de salideros puntuales de descargas ilegales en la cuenca.  En esencia, un grupo de especialistas recorren ríos, quebradas y otros puntos con instrumentación para medir parámetros de calidad de agua y realizar conteos de bacterias indicadores de contaminación fecal.

Hoy día, este proyecto se encuentra en una segunda fase. La misma consiste en la corrección y monitoreo de las descargas previamente identificadas en 12 áreas críticas. La información colectada se canaliza a través del IDDE Task Force para su acción inmediata. Más aún, como parte del proyecto, se ha creado la Red Ciudadana de Monitoreo. Este grupo está constituido por miembros de las comunidades del Estuario, las cuales se capacitan para darle continuidad y perpetuar los esfuerzos de mejoramiento de la calidad del agua en el Estuario.