Calidad de Agua

El Programa del Estuario de la Bahía de San Juan (PEBSJ) lidera diversas iniciativas para monitorear la calidad del agua de nuestro ecosistema por medio de tres acciones:

  • Monitoreo bacteriológico y notificación publica
  • Monitoreo de calidad de agua por voluntarios
  • Día de monitoreo de calidad de agua en Puerto Rico

Estas tres iniciativas tienen su base en la participación de nuestros ciudadanos científicos. Se trata de un grupo de voluntarios comprometidos que ofrecen su tiempo y conocimiento. Gracias a ellos se genera información clave sobre la condición del agua del ecosistema más importante para la economía de Puerto Rico, el Estuario de la Bahía de San Juan.

El monitoreo de calidad de agua comenzó como programa oficial perpetuo por voluntarios en el 2008, una vez aprobado el Quality Assurance Project Plan (QAPP) por la EPA. Su coordinador trabaja mano a mano con un cuerpo de voluntarios certificados, y personas de las comunidades que bordean los cuerpos de agua estuarinos.

El objetivo del PMCAV es conocer la condición de la calidad de las aguas del EBSJ y medir los avances en su restauración. Hoy por hoy, el PMCAV es uno de los parámetros que utiliza la organización para conocer el éxito de la implementación de su Plan Integral de Manejo y Conservación (CCMP, por sus siglas en inglés).

Tradicionalmente, la responsabilidad del monitoreo de calidad de agua recae sobre el Estado. A eso se debe que la iniciativa, de base ciudadana y voluntaria, tiene pocos precedentes en Puerto Rico y en el Programa Nacional de Estuarios de Estados Unidos. ¡De ahí la relevancia nuestra entidad!  Esta se ha convertido en una de las fuentes más confiables en lo concerniente a monitoreo de calidad de agua. Tan es así, que la Junta de Calidad Ambiental recurre al PMCAV, al preparar los informes regulatorios y de cumplimiento que somete a la Agencia de Protección Ambiental, tales como los Informes Integrados 305 (b)/ 303 (d).

Gracias al trabajo del PMCAV, durante los pasados años, el Programa del Estuario ha identificado una cantidad significativa de fuentes de contaminación y situaciones que afectan directamente la calidad del agua del EBSJ, como son los desbordes y descargas de aguas sanitarias crudas.

Semanalmente, personal del PEBSJ realiza un monitoreo para determinar la presencia del grupo de bacteria fecal enterococcus sp. en nuestras aguas estuarinas. El análisis se lleva a cabo en nuestras facilidades, sin depender de recursos externos.

El novedoso programa de monitoreo y notificaciones públicas comenzó en el 2014 en el área de la Reserva Natural de la Laguna del Condado. Luego del paso del huracán María extendimos el monitoreo a todo el litoral norte de la cuenca hidrográfica del Estuario de la Bahía de San Juan.


Las muestras son recolectadas y analizadas todos los jueves (si el clima lo permite) y los datos son publicados a través del mapa y redes sociales.

Método de análisis

Las muestras son preparadas y procesadas mediante el método IDEXX’s QuantiTray method. El método presenta los resultados como presencia de unidad de formación de colonias (CFU) para una muestra de 100ml. Para determinar la calidad de las aguas debe comparar los resultados con el estándar federal conocido como el “Beach Action Value” que presenta un límite de no más de 70(CFU/100ml).

Monitoreo semanal de Agua
Haz clic en la imagen para ver el monitoreo semanal de Agua

La misión del Programa del Estuario de la Bahía de San Juan (PEBSJ) es velar por la calidad de las aguas que comprometen su cuenca hidrográfica. Para cumplirla, trabaja conjuntamente con los voluntarios y las comunidades aledañas a los cuerpos de agua bajo estudio.

El objetivo es claro: recuperar la salud ecológica de los cuerpos de agua en la cuenca hidrográfica del EBSJ.

Sin lugar a dudas, el PMCAV es un componente esencial del PEBSJ. Y es así, porque permite estudiar el impacto de las actividades ejecutadas a través del Plan Integral de Manejo y Conservación del PEBSJ sobre los cuerpos de agua del EBSJ.

El Programa de Monitoreo de Calidad de Agua del PEBSJ tiene los siguientes objetivos principales:

  • Determinar la condición actual del Estuario y cómo esta cambia con el tiempo.
  • Identificar y corregir fuentes de contaminación.
  • Levantar bandera roja cuando se observe algún contaminante, y notificar a las agencias correspondientes.
  • Generar una base de datos para estudios y  publicaciones.
  • Educar y adiestrar a voluntarios en técnicas de monitoreo ambiental.
  • Determinar el efecto de emergencias ambientales en los cuerpos de aguas.
  • Aquilatar la resiliencia de las aguas afectadas negativamente por eventos naturales o de origen humano.
  • Evaluar la efectividad de las acciones implementadas por el PEBSJ para mejorar la calidad de las aguas.

Desde el 2008 el PEBSJ realiza un monitoreo mensual por medio del Programa de Monitoreo de Calidad de Agua. Esta labor la lleva a cabo con la desinteresada y valiosa ayuda de voluntarios comprometidos.
Cabe destacar que el PEBSJ es la única organización, tanto gubernamental como no gubernamental, con un proyecto de tal magnitud.

El Programa de Monitoreo de Calidad de Agua del PEBSJ delimitó 25 estaciones de monitoreo a través de la cuenca hidrográfica del EBSJ. Estas cubren 14 cuerpos de agua que incluyen: ríos, quebradas, canales estuarinos, lagunas y la bahía.

Las personas interesadas en ser voluntarios del Programa de Monitoreo del Estuario de la Bahía de San Juan (PMEBSJ) serán escogidas a través una convocatoria bianual. Luego asistirán a un taller para aprender los conceptos básicos del programa y las técnicas que se hacen durante los viajes de campo.
El monitoreo se lleva a cabo una semana al mes (usualmente la última), en un periodo de tres días (martes, miércoles y viernes), entre las 9:00 a.m. y 12:00 m., si así lo permiten las condiciones climatológicas.
A fin de validar su compromiso con el programa, se espera que el voluntario participe en, al menos, uno de los viajes de campo por mes. Los voluntarios que cumplan con 20 horas de trabajo de campo serán certificados por el Programa del Estuario de la Bahía de San Juan.
Si a usted le interesa recibir la convocatoria de voluntarios del PMEBSJ e información sobre otras actividades, haga clic aquí.

Este evento se instituyó en el 2009, y desde entonces se celebra en abril. El mismo une a ciudadanos que efectúan pruebas sencillas de calidad de agua en ríos, lagos, lagunas, estuarios y el mar. El objetivo del Día de Monitoreo de Calidad de Agua de Puerto Rico es promover la toma de conciencia sobre la importancia de mantener nuestras aguas en óptimas condiciones.

Todo voluntario que desee participar podrá recolectar muestras de agua y medir parámetros como: temperatura, turbidez, niveles de oxígeno, pH y niveles de nitrato y amoníaco. El voluntario escogerá el lugar de muestreo que desee. Además, le proveeremos el equipo de monitoreo especializado que utilizará. Dicho equipo consta de un medidor químico basado en colores, un termómetro y un disco que utilizará para medir la turbidez.

CONTINUAR Y FORTALECER EL PROGRAMA DE MONITOREO DEL PEBSJ, Y SU COMPONENTE DE CIENCIA CIUDADANA. ¡ESE ES NUESTRO COMPROMISO!